Cómo Dirigir Personajes Malvados


En mi último artículo te hablé de cómo llevar personajes malvados desde el punto de vista del jugador. Pero es aún más desafiante dirigir a un grupo de pjs malignos o a uno solo dentro de un grupo de alineamiento bueno. Requiere algo más de preparación y de experiencia que una partida normal, así que sólo lo recomiendo a jugadores veteranos que busquen algo nuevo.

1. La Preparación.
Siempre me gusta dedicar un tiempo a que los jugadores hablen entre sí y busquen relaciones entre los personajes para que una vez comiencen la aventura no sean un grupo de desconocidos. Este paso es aún más importante si hay personajes malignos de por medio. Asegúrate de que haya al menos un grado de confianza y lealtad suficiente como para que puedan dormir sin miedo a que otro personaje lo apuñale, o para que los repartos de objetos mágicos no se conviertan en carnicerías.

2. Los Objetivos.
Un personaje con objetivos es mucho más fácil de dirigir. Puedes utilizar estas metas para enlazar de forma personal al personaje en la trama o incluso para desarrollar aventuras secundarias totalmente nuevas. En este caso, te ayudará a que el jugador que lleve el villano no "busque bronca" a lo loco. Como dijo un sargento de la milicia local una vez en una de mis partidas: no hay criatura más peligrosa en el mundo que un aventurero aburrido.

3. La Competencia.
Una de las ventajas de dirigir a jugadores malignos es que los enemigos pueden ser muy variados y divertidos. Pueden estar enfrentados a las fuerzas del bien tan a menudo como a otras organizaciones criminales o archivillanos. Y a muy distintas escalas. Por ejemplo, los paladines de una Iglesia del Bien pueden estar buscándoles para entregarles a la justicia por robar un templo, mientras que un Duque puede utilizar su influencia política para entorpecer en otra dimensión a los personajes.

Y sobre todo ¡divertirse! Si la partida se empieza a convertir en un quebradero de cabeza y en ver quién da su brazo a torcer, no merece la pena. Si alguna vez has dirigido una partida con personajes malignos, te animo a compartir tu experiencia en los comentarios.

16 comentarios:

MIKO-LYNN dijo...

Jarl! No es que "alguna vez haya dirigido partidas con personajes maléficos" es que mi grupo SIEMPRE acaban convertidos en maléficos! Excepto dos o tres campañas en las que los pude mantener dentro del redil, en las otras siempre o empezamos jugando que son "los malos" o se acaban convirtiendo.

Y tienes razón cuando dices que si hay objetivos (y motivos) para esa maldad, son unas partidas muy divertidas! A mi siempre me a "tirado" mas atacar al orden desde el caos... jeje...

Pero si la maldad les sale a los jugadores "porqué si" pues... Me acuerdo de una campaña que en la primera partida, van y por pura maldad mataron al único PNJ que sabia donde estaba un artefacto necesario para resolver toda la campaña... Hice salir La Guardia de la Ciudad y... los maté a todos... Me chafaron el juego a base de bien, pero al fin y al cabo fue por mi culpa! Simplemente por "dejarlos hacer"...

Tharlorn dijo...

¡Vaya! Si tienes tanta experiencia en dirigir a personajes malignos, me alegra mucho que te hayas animado a comentarnos tu experiencia.

Yo no he jugado tantas campañas de jugadores malvados como tú, pero sí que he visto que el malo "porque sí" tiende a aburrir muy rápidamente y eso es peligrosísimo (como te pasó a ti).

Muchas gracias por contarnos tu punto de vista y bienvenido al blog.

Bester dijo...

...pues mis pjs siempre han jugado con pjs buenos..excepto ultimamente que alguno lleva personajes neutrales ...y lo malo es el reparto de objetos (el primero que llega lo coje) o el hecho de que un paladin en esos grupos supone muchos conflictos...

como jugador solo una vez mezclamos buenos y malos...acabo en un combate entre los jugadores que el master no supo o quiso detener y un problema de interpretacion del juego que genero bastante mal rollo..

no lo recomiendo pues , para mi, acaba siendo una fuente de problemas excepto que TODOS sean malvados y tengan un objetivo común y la premisa de no traicionarse...

desde luego que para el master es un reto al suponer situaciones imprevisibles y un desarrollo de la trama que se sale de lo establecido...

aun así, me repito, D&D es un juego de heroes..sino las clases de pj serian, ladron, pòlitico, sacerdote, asesino,exclavista y mercader...jeje

saludos !

Tharlorn dijo...

Sí, estoy de acuerdo en lo que dices. Muchas veces agregar un personaje malvado sólo va en detrimento de la diversión por los frecuentes conflictos que generan. Es algo que hacer con mucho tiento y sólo si todos los jugadores están de acuerdo. Que el jugador malvado se amolde al grupo y no al revés.

Gracias por el comentario Bester, y un saludo.

Sergio Recio Gamo dijo...

Me parece que tus consejos son de obligado cumplimiento para un grupo que no quiera autoaniquilarse a las primeras de cambio.

Tharlorn dijo...

Gracias por el comentario, Sergio. Y saludos cordiales.

Morapio dijo...

Pues no la dirijo, pero si que la juego. Y es bastante divertido, ya que supone muchos más quebraderos de cabeza que una campaña normal.

Lo bueno de la campaña en cuestión, es que todo a nuestro alrededor es pura maldad, digamos que es una ciudad "malvada", por lo que tampoco el grupo llama la atención, y las idas de olla del tipo "lo mato porque me apetece" no están del todo fuera de lugar, ya que, o matas o mañana puede que despiertes con una daga en la espalda.

En el fondo dirigir, si eres un poco "cabroncete" a un grupo de pj malvados tiene su encanto. Y su trabajo.

Oca dijo...

Nunca he jugado con personajes malignos, pero si que he dirigijido y jugado, con personajes de dudosa reputación, no siendo en todo caso los típicoas malos, simplemente hacen cosas no muy buenas, pero porque no hay más remedio que hacerlas. El último ejemplo ha sido [b]La disección del Señor Flemin[/b], y me ha encantando.

Muy buenos consejos los que das, me encanta el blog.

Tharlorn dijo...

¡Gracias por vuestros comentarios y vuestras experiencias! :)

Rhisthel dijo...

Buenas! Bastante bonito el blog :)

Mi experiencia como jugador en el bando de los malos a sido bastante positiva. Comencé siendo un explorador bueno y gentil y al final acabé siendo un adorador de un dios maligno (no recuerdo si era BEIN).

En otra partida quise ser un elfo pícaro de alineamiento neutral en un grupo de pj's malignos... el resultado fue que acabé atado a un poste y matado a palos por mis compañeros...

Buenos consejos :D

Reverendo dijo...

La verdad es que tengo poca experiencia en jugar o dirigir malvados. En la parte de jugar, mas que un malvado he llevado a un tipo con pocos sentimientos (Un explorador elfo que mas que malo era "expeditivo"). En la parte de master recuerdo que hace años (Alla en la segunda edicion) un jugador me pidio llevar a un paladin maligno que, tras darse cuenta de que el mal era muy malo, estaba intentando hacer acto de constricción y volverse al bando de la luz. La partida no durmo demasiado, pero en ese tiempo el pj consiguio ganarse la desconfianza y el odio del resto del grupo, gracias a cosas como amenazar de muerte al 50% del grupo, asesinar a un chaval que le habia "insultado" (o eso decia el) y similares actos de "contriccion.

Al margen de esta mala experiencia, tengo ganas de probar o bien d jugar o bien de dirigir a gente "malvada", asi que se agradecen los consejos.

Tharlorn dijo...

Gracias Risthel y Reverendo por vuestros comentarios y experiencias. La verdad es que las partidas con personajes malignos suelen acabar bastante mal.

Tiburk dijo...

Excelente el material. Sigan Asi!

Chugo dijo...

Soy nuevo en este blog, he leido unas cuantas entradas y he de decir que como DM los consejos que has dado son geniales... sacare provecho de ellos.

Como DM primerizo metí en mi partida a un jugador legal maligno (un mago para ser exactos) y he de decir que era demasiado novato para que hubiera uno en la partida. Eso si, su personaje logró ser el mas carismático y logró que el grupo se mantuviera unido... por el miedo que le tenían había que tenerle vigilado, y hacían todos piña contra el no fuera a ser que les estuviera mintiendo...
Lograron una química de grupo espectacularmente curiosa.

Tharlorn dijo...

Gracias Tiburk y Chugo por vuestros comentarios. ¡Bienvenidos al blog!

Fatelux dijo...

Yo actualmente estoy llevando una campaña en la que los personajes son miembros del gremio de ladrones, en una campaña urbana, y todos son unaligned, ya que jugamos en la 4ª edicion, pero con tendencia evil de todas todas, y por ahora la cosa va muy bien, es simplemnte saber conducirles y no dejar que se desbarren masacrando y cometiendo fechorías sin cabeza. Se puede ser maligno sin necesidad de hacer estupideces.
Además, el jefe del gremio es su jefe y el control que ejerce sobre ellos es férrero.
Ya te iré comentando como va la cosa.