Entrevista con un Señor del Mal (II)

Chugo: ¿no ha probado usted a corromper al propio grupo de héroes desde dentro?, yo he tenido a mi propio esbirro de la Señora del Mal que logró corromper a uno de los héroes, los resultados fueron interesantes.

Shatogna: es cierto que todos los hombres pueden ser tentados: poder, secretos, codicia, amor... (se encoge de hombros). Al final se convierten en meras herramientas que es mejor desechar una vez has acabado la tarea para lo que les necesitas. Si les ha traicionado a ellos es algo que te va a hacer a ti más pronto que tarde, y seguramente con más razones (muestra su dentadura a modo de sonrisa).

Tharlorn: a este respecto, ya sabéis que yo pienso que es un situación delicada de dirigir. Revisad cómo dirigir personajes malvados. El agravante de que uno el personaje no comparta motivaciones y metas con el resto es peligroso.

-----

Sergio: ¿Qué papel juega la mentira y el engaño en la vida de un Señor del Mal?

Shatogna: el mismo que en el de un político particularmente embustero (sus dientes castañean en un macabro remedo de carcajada).

Sergio: ¿Hasta qué punto se puede uno fiar de esbirros malvados? Es decir: ¿Alguno le ha traicionado alguna vez? ¿Ha sufrido conspiraciones o intentos de asesinato? ¿Cómo mantiene la ley y el orden dentro de su propia casa?

Shatogna: una famosa obra de teatro anónima dice que un gobernante sensato deja tiempo para recepciones... por lo general de dagas en la espalda. Es el día a día de un Señor del Mal, y ni siquiera grandes mentes criminales se han librado de ello, así que yo no soy una excepción. Si te fijas, la esencia del Mal es que se sirve únicamente a si mismo. Hay que rodearse de gente poderosa y competente, tener sus ambiciones convenientemente cumplidas y estar preparado por si llega el momento de la traición. Recuerdo que Faerod Árbol de Plata tenía unos viales mágicos con la sangre de sus tres magos, y que podía matarlos con sólo vaciar el vial. Y aunque fuera de control, el plan de Manshoon de tener clones en éxtasis de si mismo era un adelantamiento obvio a la traición. Otros recurrimos a la muerte en vida, como Szass Tam o como yo mismo.

Sergio: ¿Tiene tiempo para su vida personal? ¿Tiene hijos? ¿Ha contemplado la idea de formar una familia?

Shatogna: (sus dedos esqueléticos tamborilean en la silla y mira a Sergio con sus cuencas vacías) he venido aquí a hablar de mi trabajo, no de mi vida personal (se pone unas gafas de sol). Fotos no.

Sergio: ¿Qué individuos son más fáciles de corromper y utilizar como esbirros?

Shatogna: toda mente primitiva que crea en la ley del más fuerte (como los orcos, trasgoides y su ralea) son los candidatos más utilizados por la mera razón de que su respuesta frente al miedo es el servilismo. No obstante, los esclavos son eso, esclavos. No ganan o pierden las batallas, son masa para hacer cosas. Lo que verdaderamente te da al victoria es, como he dicho antes, la gente competente, a la que has de seducir colmando su anhelo más acuciante.

Sergio: ¿Alguna vez a formado parte de una gran conjura junto a otros Señores del Mal?

Shatogna: grandes conjuras no, pero sí algunas alianzas temporales para algún objetivo concreto. El problema es que este es terreno movedizo. Supongo que estás pensando en traiciones internas, pero lo cierto es que muchas veces simplemente no tenemos objetivos en común. O al menos no que podamos compartir. Además de que una gran coalición de fuerzas malvadas generaría una contrapartida en las fuerzas del bien, y chico, eso es algo que no es bonito de ver. En la mayoría del planos del Multiverso, por mucho que algunos Señores del Mal digan lo contrario, ellos son los que amansan más poder y es aconsejable mantenerse en un discreto segundo plano. En otros en los que el Mal es más fuerte, la coalición simplemente no es necesaria y pesan más las motivaciones propias.

Sergio: En su experiencia, ¿los dragones son manipulables, o son fuerzas que es mejor dejar solas, a su aire?

Shatogna: los jóvenes son muy manipulables. Si dispusieras de tiempo y paciencia, podrías crear una auténtica marioneta convenientemente útil. Un dragón ya anciano -o peor aún, una dragona-, es harina de otro costal. De esos es mejor que te mantengas alejados y les dejes dormir. El mejor sitio para ver un dragón es en un tapiz, créeme.

Sergio: Si para lograr su objetivo supremo tuviera que hacer una buena acción, noble y desinteresada, ¿la haría?

Shatogna: sin lugar a dudas. Este tipo de campañas "de imagen" son poco frecuentes entre los Señores del Mal, pero doy fe de que son muy efectivas. Llena de manjares las mesas de las gentes de un pueblo en un invierno crudo y en la primavera te seguirán a la batalla. Imaginate qué ocurre cuando te ganas la confianza de íntimos amigos de un grupo de aventureros que te ha estado acosando últimamente... ¡y empiezan a hablar maravillas de ti delante de ellos!

-----

Erekibeon: ¿Cómo financia sus actividades, míster Sathogna? ¿Algún consejo para los que empezamos en esto?

Shatogna: ah, es buena pregunta. Igual que la logística es importante en los centros de operaciones, la economía es muy importante en los inicios de un Señor del Mal. Fíjate en los malvados más poderosos de Faerûn. Manshoon fue el líder de los Zhentarim, que es, como sabes, una organización comercial. ¿Los Magos Rojos? exportan artículos mágicos a través de los enclaves en las principales ciudades de los Reinos. Las Iglesias de los diezmos de sus feligreses o de lo que saquean en guerras contra otras fes. Otros heredan sus propios reinos y baronías, y es el trabajo de su pueblo el que subvenciona sus acciones. Por no hablar ya de cofradías de ladrones o mercenarios. El mercado, la fe, la corte, el campo de batalla... todas son buenas y posibles fuentes de ingresos.

4 comentarios:

Chugo dijo...

Genial!
Parece que Shatogna se va a convertir en todo un clasico para preguntar sobre nuestros propios señores del mal!
Un grandisimo post Tharlorn. Pero me asaltan las dudas...cual es la vida de Shatogna? es un personaje hecho por ti o de alguna aventura/historia ya hecha?

Tharlorn dijo...

Shatogna es de cosecha propia, fue un personaje que estuvo entre bastidores en cierta campaña que por azares del destino no se terminó. No estaba pensado como alguien al que enfrentarse directamente, sino como una mente maestra detrás de acciones que los héroes frustaban aquí y allá.

Gracias por el comentario.

Sergio Recio Gamo dijo...

Brillante. Sencillamente brillante. Estoy aplaudiendo ahora mismo de admiración en mi casa.

Realmente te dan ganas de enfrentarte al tipo, y es una pena que la campaña con este personaje se frustrara, porque seguro que habría proporcionado horas de auténtica gloria.

Aunque... todavía me queda una pregunta xDDDDD

¿Cómo se metió a esto de Señor del Mal? ¿Por qué decidió ser un Señor del Mal? ¿Alguien le "inició" en el camino?

Yo y mi vena de periodista irreverente... xDDDDDD

Dragón Novato dijo...

Señor Shatogna, ¿por qué tanta negrita? =PP