Otro Método de Creación de Aventuras: La Carrera

El método de la cebolla no es el único para crear campañas interesantes. Un sistema que me ha funcionado muy bien es el de concebirla como una carrera entre varios equipos. Piensa en Indiana Jones y el Arca Perdida o en la Momia como ejemplo de lo que esta estructura puede dar.

¿Para qué se utiliza?
Puede servirte para estructurar una campaña de larga duración, pero funciona mejor si la usas para aventuras cortas o arcos argumentales concretos.

¿En qué cosiste?
La carrera en llegar a la meta antes que los demás, pues un premio deseable aguarda allí. Por ejemplo, el tesoro de los Príncipes Piratas o el diario perdido de un historiador de épocas remotas que arroje luz sobre misterios del pasado.

En la carrera el tiempo es muy importante. Existe un pistoletazo de salida, que puede ser un Eclipse que haga levantarse una ciudad fantasma hundida en las arenas o algo más sencillo como que se descubra la mitad perdida de un mapa. Los equipos en competición, en los que los aventureros son sólo uno más, hacen todo lo posible por alcanzar su objetivo antes que los demás. Si consiguen retrasar a una organización rival un par de días es todo lo que pueden llegar a necesitar para no enfrentarse con ellos al final.

El atractivo de esta campaña es que los corredores pueden ser muy variopintos y es muy buena manera de que tus jugadores conozcan a muy distintas organizaciones de tu mundo de juego. Cada una tendrá sus métodos, y es posible que se forjen alianzas o que los personajes presencien batallas campales entre sus enemigos mortales.

Si tus jugadores tienen experiencia...
y no tienes miedo de que empleen el metajuego, puedes incluso narrar escenas en las que ellos no están. Como las escenas cinemáticas de los juegos de ordenador. En ella puedes contar los planes de una de las organizaciones rivales con las que ellos no tengan contacto, o explicarles el por qué de un enfrentamiento si sabes que luego no vas a tener la oportunidad.

¿Cómo termina esta campaña?
En una batalla campal entre todos los contricantes que hayan podido lugar, en mitad de un territorio hostil plagado de trampas y defensores de aquel tesoro que estaban persiguiendo de un principio.

En resumen...
La Carrera es una competición entre varias organizaciones por llegar antes que los demás y reclamar su premio. Los aventureros serán sólo unos corredores más, y verán cómo a su alrededor se desarrollan batallas, se levantan movedizas alianzas y se clavan dagas por la espalda. Los que queden al final tendrán que arrimar el hombro para desvelar los últimos misterios y ¡luego luchar entre sí por reclamar el premio!

2 comentarios:

Oca dijo...

Muy buena idea, la verdad. Yo nunca he usado este método, pero las películas que pones de ejemplo, sirven perfectamente para ilustrar este método, que sin duda, se aventura divertido y rápido. Muy buena idea, voy a ver si lo pongo en práctica en una campaña del Señor de los anillos y una aventurilla de Star Wars... a ver como se me queda.

Tharlorn dijo...

Gracias por el comentario, Oca. Como siempre, te invito a que nos cuéntes cómo lo aplicaste y qué tal te fue.

Saludos cordiales.